654787872 / 961463489 info@cateringyeventosnoray.com

Hoy te hablamos de una boda íntima, divertida e internacional. Laura Gutiérrez Garcia y Bruno Sivera Liesting escogieron la Masía Niñerola de Valencia para celebrar su enlace rodeados de sus familiares y amigos íntimos procedentes de toda la península y EEUU. “Era el espacio perfecto para ellos, por el estilo industrial de la finca rodeada de naranjos”, comenta Lorena de Eventos Clandestine, que fue la diseñadora y organizadora de la boda, junto a Catering y Eventos Noray.

Masía Niñerola

Laura y Bruno se casaron en Masía Niñerola, una finca rodeada de naturaleza y en un entorno irrepetible, acompañados de cien invitados llegados desde toda la península y EEUU.

Laura vive en Los Ángeles y allí es donde compró su vestido en la tienda más cool de la ciudad: Loho Bride. El modelo era un dos piezas de la firma Odylyne, complementado con sandalias con plataforma color nude de Pour la Victoire y, para la fiesta, cuñas de M4DE. El peinado fue un recogido desenfadado realizado por Lorena de la peluquería Mi consentida. Para el maquillaje Laura lo tenía muy claro: ojos ahumados y un labial atrevido. Compraron las alianzas en Accents jewelry (Santa Mónica); en cambio, el anillo de pedida fue una maravillosa pieza de Rabat. Los pendientes también eran una pieza original que Laura compró en Anthropologie. El ramo de Flores de Bohemia era un diseño floral atrevido que combinaba ramaje de prunus y ruscus, helecho, anthrium, rosas y dendro. Bruno escogió un traje azul de la firma Hugo Boss, camisa de Versace, zapatos de Cole Haan, pajarita, pañuelo y tirantes de The Tie Bar.

Aunque la tormenta no permitió que la boda se celebrara en el jardín, el plan B resultó todo un éxito: una divertida ceremonia oficiada por Patricia Sánchez Egea, actriz y maestra de ceremonias, en el antiguo pajar rehabilitado de la masía.

Tras la ceremonia, la lluvia concedió una tregua y los invitados pudieron disfrutar del cóctel en el patio interior de Niñerola. En la decoración del banquete se escogió mantelería rosa y se diseñaron centros bajos de estilo contemporáneo y colorista. Del techo colgaban multitud de bombillas y metacrilatos con formas geométricas que creaban efectos de color en la iluminación. Tras un amplio cóctel en el patio interior, los invitados disfrutaron de una cena en la nave que consistió en timbal de marisco con verduras, un sorbete de mojito que precedía al segundo plato en el que se sirvió un exquisito brownie de ternera demi-glace y, para finalizar, mousse de naranja valenciana sobre chocolate negro. Todo ello fue elaborado y servido por Catering y Eventos Noray en los fogones de Masía Niñerola ya que cuenta con cocina propia en el espacio. Durante el banquete sonó jazz de fondo y para abrir la pista de baile no podía faltar la música en vivo a cargo de los Beach Brothers. ¡Bruno y Laura hicieron de su boda una gran fiesta!.

Masía Niñerola era el espacio perfecto para los novios por el estilo industrial de la finca rodeada de naranjos.

¿Podemos ayudar?:

Fase

Estado

Fuente

Pin It on Pinterest

Share This
WhatsApp chat